Taller de Activación de la sabiduría Ancestral

Como sabéis este mes de marzo 2015 hemos empezado a ofrecer dos actividades  nuevas. Por una parte los talleres de Activación de Sabiduría Ancestral y por otra las Rutas mágicas por la naturaleza. Hoy os contaré una bonita y curiosa historia no exenta de magia que explica cómo nació la idea de ofrecer los talleres con los ancestros. Empecemos por el principio.

LOS ANCESTROS ME LLAMABAN

A finales de la primavera de 2014 cayó en mis manos el libro Message for the tribe of Many colors, de  Kiesha Crowder (más conocida como Little Grandmother). Kiesha expone en su libro la importancia de la Madre Tierra en nuestras vidas, y hace especial mención al ‘regreso de nuestros ancestros’ para ayudar a la humanidad con su sabiduría.  Lo cierto es que aquello me resonó de manera especial porque desde siempre me he sentido especialmente atraído por las culturas más antiguas, por los restos talayóticos de nuestras islas y en definitiva por nuestros orígenes. Después de terminar el libro no hice nada en especial en este sentido. Sin embargo ‘los de arriba’ si querían que lo hiciese. Y cuando quieren que hagas algo se las ingenian para que de alguna forma recibamos el mensaje, lo entendamos y nos encaminemos hacia el propósito en cuestión.  Te aseguro que eso lo saben hacer muy bien.

Y así me ocurrió que después de una afortunada serie de sincronismos que rozaban el calificativo de ‘broma cósmica’, tropecé  tres veces seguidas y en poco tiempo con la misma persona (Vamos que… El universo estaba insistiendo mucho) Se trataba de Sebastià, un joven que a penas conocía pero que recordaba bien por el propósito que nos había unido en su momento. Fue un año antes, visitando la finca de son Cadena de Alaró en la cual él trabajaba, se ofreció personalmente para enseñarme los restos prehistóricos de un talayot ubicado en la propiedad. En seguida pude comprobar que ambos compartíamos una especial pasión por la misteriosa cultura talayótica de las islas Baleares. Gracias a él también supe de la existencia de un recinto amurallado de piedras ciclópeas ubicado a poca distancia de aquel talayot que me estaba enseñando. Me pareció fascinante la idea de ir a visitarlo algún día pero lo cierto es que no me quedó muy claro cómo llegar hasta él y poco a poco la idea se fue desvaneciendo con el tiempo. 

Pues bien, con ese buen recuerdo que tenía de Sebastià, a la tercera, en lugar de un simple saludo de cortesía me acerqué hasta él para tratar de averiguar el motivo de aquella ‘coincidencia’.

¿Has ido ya a ver el poblado talayótico del que te hablé ? – Me preguntó nada más verme. Sus palabras me hicieron sentir una descarga eléctrica en mi interior. Tenía que ir a ese lugar YA, sin demoras.

Enormes piedras escondidas en una colina invitan a sentarse a meditar y hablar con nuestros ancestros

El yacimiento de fideïcomis invita a sentarse a meditar y hablar con nuestros ancestros

De nuevo tuve la suerte de contar con Sebastià para guiarme hasta el yacimiento de Fideïcomis, una hermosa muralla ciclópea que si uno no lo conoce sería muy difícil llegar hasta ella, dada la singularidad de su emplazamiento; en una finca privada, sin acceso fácil, en lo alto de una colina y totalmente rodeada de vegetación que imposibilitan su visualización. El lugar tenía mucha fuerza y aquellas enormes piedras rezumaban voces de nuestros ancestros. Supe que otro día tenía que regresar en solitario.

Restos de piedras ciclópeas formando una muralla en lo alto de una colina.  Un misterio para todos los arqueólogos

Restos de piedras ciclópeas formando una muralla en lo alto de una colina. Un misterio para todos los arqueólogos. Pero… ¿se trata de una muralla?

Días más tarde me escapé de nuevo hacia la colina, esta vez en solitario y preparado para meditar y ver lo que me sucedía. Al cabo de unos minutos meditando profundamente aparecieron ellos, un grupo de nuestros ancestros, encabezados por un anciano que me recibían como en una gran celebración. Me sorprendí gratamente. Estuvimos hablando durante mucho tiempo, de muchas cosas pero principalmente me expresaron su deseo de que me involucrase fuertemente en el proceso de activación de su sabiduría y de divulgar su mensaje para con las personas. Estaba muy emocionado y agradecido al mismo tiempo por poder participar de algo tan hermoso. Mi compromiso estaba sellado. Y ahora viene la magia…

…saliendo de aquel lugar, ya de regreso al coche, sobre una de aquellas enormes piedras que conformaban la muralla, había otra piedra mucho más pequeña cuya forma peculiar llamó mi atención.  Además parecía que alguien la había puesto ahí intencionalmente.

Encontrar esta curiosa piedra con forma de mano me recordaba la importancia de sus palabras

Encontrar esta curiosa piedra con forma de mano me recordaba la importancia de sus palabras

Me acerqué hasta ella y para mi sorpresa resultó que parecía… ¡Una mano! Qué bonito sincronismo y qué forma tan divertida y original de hacer las cosas. Parecía que los ancestros la hubiesen colocado ahí mismo para mí , como una forma de saludarme, de darme su apoyo y cómo no, de cerrar un acuerdo.

Días más tarde caí en la cuenta de que el propio nombre del yacimiento Fideïcomis significa fideicomiso en castellano (curioso nombre para una muralla talayótica). Y… ¿qué es un fideicomiso?

Un fideicomiso es… ¡un contrato! -…en virtud del cual se transmiten bienes o derechos, presentes o futuros, a otra persona para que ésta los administre-. 

¡Que sincronismo tan divertido! Porque eso era exactamente lo que había sucedido en mi encuentro con los ancestros: habíamos tenido un acuerdo, un compromiso verbal que ahora tenía que ‘administrar’. 

A partir de aquel día y durante los meses siguientes tuve una agenda bastante entretenida en relación a este compromiso. Hablo de ello en mi anterior artículo El resurgir de la sabiduría Ancestral por si os interesa conocer más detalles. Actualmente estoy haciendo dos cosas en relación a este tema: Por una parte ofrezco los talleres de activación para compartir con las personas una determinada metodología que ellos me enseñaron para conectar con su sabiduría. Por otra parte debo actuar como catalizador activando o liberando la sabiduría en aquellos lugares donde se encuentra latente. Una vez que un lugar ha sido activado es como si irradiase la energía que permite conectar más facilmente con nuestros ancestros. En breve expondré una lista detallada de todos los lugares que ya han sido activados por si os interesa ir a conocer esos lugares, a sentir su energía y cómo no, a conectaros más fácilmente con los ancestros.

Si este tema os resuena por favor no dejéis de venir a uno de los talleres. La experiencia puede ser sorprendente y la información que recibáis no sólo puede ayudar a transformar tu vida sino también la de otras personas.

Gracias por vuestro interés

Hasta pronto

Ver las próximas fechas de este taller

Ver ubicación de Fideïcomis en mapa 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Ancestros

Una respuesta a “Taller de Activación de la sabiduría Ancestral

  1. Pingback: Cultura Talayótica: El Legado Olvidado de Nuestros Ancestros | Sentir la Madre Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s