El resurgir de la sabiduría ancestral

Nuestros ancestros más remotos nos dejaron un inestimable tesoro guardado muy cerca de nosotros. Más cerca de lo que nos imaginamos y dispersado por cientos… quizás miles de lugares a lo ancho del planeta. No es un tesoro que pueda encontrarse usando métodos convencionales de arqueología ya que se trata de algo invisible que está custodiado por ‘guardianes’ que están esperando el momento adecuado para permitir el acceso a los mismos. Se trata nada más y nada menos que de la sabiduría de nuestros ancestros más remotos, humanos que una vez supieron vivir totalmente en armonía con la Madre Tierra, el cosmos y de acuerdo a su más verdadera identidad. Una sabiduría que tristemente se ignoró y se olvidó con el tiempo, pero que ha permanecido secretamente guardada en lugares muy cercanos a nosotros. Las piedras.

Piedra de poder en el puig de Sa Morisca, Sta. Ponsa, Mallorca

Piedra de poder en el puig de Sa Morisca, Sta. Ponsa, Mallorca

Las piedras, rocas, cristales y minerales son los seres más antiguos de nuestro planeta. La mayoría de las personas ve el Reino Mineral  como objetos inanimados que reposan en el paisaje de nuestra geografía y que pueden ayudarnos como elementos de construcción o decoración. Esa es nuestra triste visión de los SERES más antiguos de nuestro planeta. Empezando por esta terrible ceguera, uno ya se puede imaginar todo lo que no sabemos de esa sabiduría ancestral, la cual fue custodiada en ese reino, codificada como en un disco duro para que, llegado el momento adecuado, fuese liberada por el bien de una humanidad en un momento clave de su evolución. Este momento.

Nuestros antepasados tenían una forma de vivir y de entender la vida, muy diferente a la que tenemos hoy en día. Muchas de sus decisiones nos costaría mucho entenderlas hoy de acuerdo a nuestra actual base de creencias. En sus decisiones estaba incorporada una sabiduría que influía las relaciones entre ellos, sus valores, sus sueños, su forma de entender y ver las cosas, su percepción de sí mismos y su sentido más amplio de existir. Quizás sean conceptos un tanto abstractos pero precisamente eso es lo que hemos perdido hoy en día: Nuestro verdadero sentido existencial que asentará la base de todas nuestras relaciones, con el planeta, con el cosmos, con nosotros mismos y con nuestros semejantes.

Entrada de la muralla ciclópea. Poblado de Ses Païsses, Artá, Mallorca

Entrada de la muralla ciclópea. Poblado de Ses Païsses, Artá, Mallorca

La sabiduría tiene que ser liberada. Nuestros ancestros sabían que llegaría el momento de hacerlo y por eso fue custodiada en ciertas piedras, rocas y lugares sagrados del planeta, de la mano de seres y espíritus que reposan en su interior y cuya sabiduría nos supera de manera astronómica.

El momento ha llegado pues coincide con este cambio de era en la evolución de nuestra especie. El proceso de liberar la sabiduría ya se ha iniciado y se prolongará a lo largo de los próximos años… quizás décadas, para que poco a poco sea asimilado por la humanidad.  El proceso de liberar dicha sabiduría nos corresponde a nosotros, los humanos, que actuamos como ‘catalizadores’ provocando el inicio de una reacción.

Activando y liberando la sabiduría

Fue en la primavera de 2014 cuando empecé a recibir información de diversos guías, relacionada con el proceso de liberación de la sabiduría y la necesidad de que debía comprometerme con dicho proceso pues iba a ser una tarea que se prolongaría durante mucho tiempo y no podía abandonarse.

Luis Otero en el poblado talayótico de son Fornés, Montuiri, Mallorca

Luis Otero en el poblado talayótico de son Fornés, Montuiri, Mallorca

Durante varios meses desde aquel primer encuentro empecé a recibir instrucciones en cómo debía proceder para prepararme y llevar a cabo los procesos de activación. Posteriormente y de manera sistemática fui convocado a diferentes ‘citas’ en lugares donde existen piedras de energía muy poderosa o restos arqueológicos de la prehistoria de Mallorca (talayots), por cierto muchos de los cuales han sido erróneamente interpretados.  En cada lugar siempre recibía la visita de seres y espíritus de ancestros que deseaban compartir su visión y acompañarme en este bonito proceso. Fueron un total de doce lugares distintos donde conocí a doce seres y recibí doce instrucciones y enseñanzas que ayudarán a la activación de la sabiduría y a sensibilizar a las personas con las piedras sagradas.

Nuestro ADN es la clave

Una vez ha sido liberada la sabiduría ésta debe ser incorporada a nivel individual a cada persona. El verdadero responsable de dicho proceso es nuestro ADN, el cual actuará como catalizador de dicha sabiduría y que está poco a poco modificándose gracias a la intervención del Sol y de la Madre Tierra, nuestros padres cósmicos. También nosotros como ‘hijos’ debemos individualmente hacer nuestra parte que consiste en un proceso de armonización interior, de sanación kármica y elevación paulatina de nuestra vibración siguiendo el camino que cada uno desee, hacia una conciencia de unidad. En este proceso individual la sabiduría de nuestros ancestros tiene un importante papel ya que nos permitirá incorporar a nuestras vidas su punto de vista y su concepción más elevada de nuestra existencia. En definitiva sabremos cómo era esa forma de vida de nuestros ancestros y la podremos poner en práctica. Intuyo que a cada individuo que esté preparado para ello simplemente se le revelará de alguna forma a modo de pensamientos, visiones o actuaciones. Tengo claro que no todo el mundo recibirá la misma información porque cada uno de nosotros tenemos una ‘agenda’ diferente que cumplir.

Sensibilizarse con las piedras

Es una de mis tareas ayudar a las personas a sensibilizarse con la Madre Tierra. En este proceso también me corresponde ayudar a entender el papel relevante que tienen los ‘guardianes’  que residen en determinadas piedras, rocas y santuarios naturales del planeta. No tengo palabras para describir la poderosa personalidad y sabiduría que me han trasmitido algunos de los seres con los que me he encontrado frente a esos lugares. Simplemente nos desbordan en visión, compasión y entendimiento de la vida. Y encima nos aman y nos protegen.

Es triste ver cómo tratamos e ignoramos al reino mineral, el gran desconocido para nosotros. Desde aquí quiero invitar a todo el mundo a que reconsidere su visión y su postura al respecto. La próxima vez que salgas a caminar por la naturaleza o que visites algún monumento antiguo, presta atención a lo que te hacen sentir las piedras del lugar.  Si alguna de ellas te hace sentir algo o te llama profundamente la atención, es probable que ya estés preparado para comunicarte con lo que hay más allá de su superficie áspera y rugosa. Ellas te sienten y saben que estás ahí, no lo olvides.

En un próximo post. daré algunas indicaciones de cómo iniciarse en la percepción y comunicación con el reino mineral.

Hasta pronto.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Madre Tierra, Trabajos

2 Respuestas a “El resurgir de la sabiduría ancestral

  1. Pingback: Taller de Activación de la sabiduría Ancestral | Sentir la energía de la Tierra

  2. Pingback: El Agua y La Memoria de Los Ancestros | Sentir la Madre Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s