Dios no se preocupa por lo que hacemos.

Hace poco una persona me escribió para preguntarme lo que opinaba sobre la siguiente frase del libro “Conversaciones con Dios” de Neale Donald Walsch:

“Yo no me preocupo por lo que haceis….de todas formas vuestro resultado final esta asegurado”

A primera vista la frase parece querer decirnos que no importa lo que hagas en tu vidamos a los ojos de Dios. Y es cierto. Dios no se preocupa por lo que hacemos. No juzga tus actos, ni te valora por lo que escojas hacer en tu vida. O sea que si escoges ser misionero, asesino en serie, empresario o político corrupto, no va a influir para nada en la opinión que Dios tiene sobre ti. Sé que al decir esto habrá muchos que se echarán las manos a la cabeza y se preguntarán

– “¿Cómo va a ser posible que Dios no juzgue que alguien decida matar, robar o invadir un país? ” – Sí, lo sé. Algunos dirán que no es verdad. Y lo dirán porque creen que Dios es alguien que desde allá arriba observa, juzga y condena o aprueba el comportamiento de los humanos.  Sinceramente, creo que esta idea a cerca de Dios es una idea limitada que precisamente está categorizando y poniendo límites a lo que es Dios. Yo creo que Dios no tiene límites.

¿Cómo ALGO ilimitado va a preocuparse por lo que una pequeñísima parte de sí mismo esté haciendo?

Dios no se preocupa por lo que hacemos. Lo cual no quiere decir que…. Dios no tenga DESEOS.

Efectivamente, Dios SÍ TIENE DESEOS. Dios desea tu felicidad, tu expansión, tu crecimiento, tu realización y sobre todo TU EVOLUCIÓN. Y desea todo eso para ti porque eso mismo es lo que TU TAMBIEN DESEAS. Lo deseas, quizás a un nivel muy alto de tu conciencia, pero te aseguro que lo deseas. Te aseguro que el asesino, el violador, el que invade un país y el político corrupto lo desean. Lo que ocurre es que muchos, la mayoría, no lo recuerdan.

La vida es un proceso de recuerdo, de re-encuentro, de re-conocimiento de quién tú realmente eres. Lo que pasa es que Dios ha deseado también que tengamos LIBERTAD para escoger vivir nuestras vidas como queramos.

Te he dicho que sobre todo deseas tu evolución. En realidad tu evolución es un hecho INEVITABLE porque todo siempre está evolucionando. Tú no tienes las mismas inquietudes que hace una década, ni  tendrás las mismas que dentro de unos años. Todo evoluciona, es una ley UNIVERSAL y de esta forma DIOS puede experimentar la infinidad de aspectos sobre sí mismo, una y otra vez, de forma cíclica y perfecta.

Un aspecto de DIOS es la humanidad. La humanidad está “sentenciada” a evolucionar. Es cierto que lucimos un estado bastante primitivo de la evolución, aunque no lo creamos así, pero también es cierto que estamos en ello. La palabra evolución debe ser entendida desde una perspectiva amplia y ese es precisamente, uno de los problemas nuestros. No miramos las cosas con la suficiente amplitud para entender su significado. Para mirar las cosas con amplitud se necesita tener una perspectiva elevada y por ende una conciencia elevada. A mayor conciencia más fácilmente reconocerás el valor y la perfección de todo lo que tienes delante.

Y así es difícil entender cuál puede ser la aportación a la evolución de la humanidad de un dictador que decide iniciar un Holocausto. Quien dice un dictador, dice un asesino o un violador, o alguien que contamina los mares, o alguien que invade un país. Es difícil reconocerlo, pero no es imposible. Te aseguro que no. Por eso Neale D. Walsh también nos dice en su libro “Hitler fue al cielo”.

Y por eso ahora comentaré la segunda parte de la frase “..De todas formas vuestro resultado final esta asegurado..”

Nuestro resultado final es que NO HAY FINAL. Esto nunca se acaba porque DIOS, a través de todos los aspectos de sí mismo, está constantemente evolucionando. Siempre hay un estado más avanzado, más evolucionado, más deseable y por ende inevitable, ya que nuestra esencia, y la de todas las cosas, nos hace ser seres en constante evolución. Al morir regresamos al “reino” desde el cual volveremos a decidir cuál será nuestro nuevo propósito en la próxima vida. Y de esta forma Dios, a través de ti, expresa la esencia de lo que és.

Y así ocurrirá que cuando la humanidad llegue al estado más alto de su evolución espiritual….. todo volverá a empezar de nuevo. Sí, sí… todo volverá a empezar de nuevo. Quizás se necesiten un par de cientos de miles de años más…. o no. En cualquier caso el aspecto de DIOS que ahora es la humanidad, quizás pueda desear volver a empezar de nuevo su proceso evolutivo. Quizás lo desee hacer con otras formas físicas, en otro planeta, en otro entorno ¿Quién sabe?

El propio universo está condenado a colapsar sobre sí mismo dentro de unos millones de años para luego volver a explotar. La luz del sol se apagará dentro de unos miles de años. Está claro que nuestra existencia terrenal es un tema …temporal. No es un secreto.

Son cuestiones muy grandes, enormes, diría yo, que se escapan al entendimiento de la mayoría de las personas.

Sin embargo, no necesitas entenderlas para ser FELIZ.  Ese es tu propósito en esta vida: ser inmensamente feliz, sentir cómo tu ser se expande, cómo te inunda la alegría y cómo la vibración nace en ti. La vida te hará relacionarte con otros. Otros que pueden escoger ser asesinos, borrachos o delincuentes. No juzgues a nadie, créeme. Son seres divinos como tú. Es difícil alcanzar a ver el propósito divino de su existencia terrenal.

Siempre hazte las mismas preguntas.

¿Quién quiero ser en relación a esta persona o este hecho que ahora tengo delante de mi?

¿Cuál es la próxima expresión más alta de mi mismo que deseo vivir?

¿Es esto que he escogido vivir algo que me representa?

Escojas lo que escojas, sabrás que te encuentras en el camino de tu felicidad porque CRECES ESPIRITUALMENTE.

No lo olvides:b Dios desea lo mejor para ti. Dios te otorga libertad para vivir tu vida.

Tú nunca mueres, porque Dios nunca muere (léete el libro En casa con Dios, de Neale). La muerte es una transformación,  es el regreso a un estado de conciencia muy superior. Algo maravilloso, igual que la vida.

Hasta pronto

Luis

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Conciencia y espiritualidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s