Santuarios naturales: debemos protegerlos

Hoy voy a hablaros de  lo que se conoce como santuarios naturales, lugares de poder, lugares maestros, ‘nemetons‘ como solían llamarse en la cultura celta. Se trata de lugares de gran belleza, gran misterio o gran poder, donde se encuentran y manifiestan fuerzas y energías, donde habitan seres especiales, donde acudimos para aprender, recibir, agradecer, sanarnos o descubrir una parte escondida de nosotros mismos. Cada santuario es diferente,  y además también cambian, tienen sus ritmos y evolucionan a nivel individual. Y eso es difícil percibirlo y admitirlo mucho más, especialmente cuando el lugar nos pide, nos recomienda y nos invita a alejarnos.

Os voy a poner un ejemplo concreto y reciente que me pasó con la montaña de s’Alcadena.

-Soy un santuario natural. Deben recordarlo y como tal deben tratarme- así me decía s’Alcadena la última vez que acudí a ella. Me pedía que en estos momentos tuviésemos cierto distanciamiento con ella por una buena y sensata razón. Tiene que terminar de asentarse lo que el pasado 21 de septiembre de 2016 nació desde la misma gran montaña (Ver vídeo). Para aquellos que no lo sepan o recuerden, la montaña de S’Alcadena tuvo algo así como un parto energético, un nacimiento de una nueva energía. Esta curiosa petición no deja de recordarme a una madre que cuida, protege y vela recelosamente su/s recién nacidos. Y debo deciros que esa fue la información que cada centímetro de mi piel percibió justo cuando me aproximaba a uno de sus lugares más sagrados; al punto que casi me eché para atrás porque sentía que había algo muy delicado por ahí y que Ella estaba protegiendo.

Cuando me acerco a S’Alcadena lo hago sólo cuando recibo de ella una clara, clarísima invitación, además de forma insistente. Antes de de equivocarme y pensar que todo es fruto de mi ego, prefiero esperar a que ella vuelva a insistir. En esto debo decir que no deja de sorprenderme ver cómo se dan los sincronismos y cómo al final nos llega la información para que entendamos lo que debemos hacer.

Y esto es sin duda el tema que debemos tratar.

¿Cuál debe ser la actitud nuestra a la hora de relacionarnos con los lugares más sagrados de nuestro planeta?

Parece que no nos ponemos de acuerdo en este tema. Por una parte unos afirman que es importante regresar a la Naturaleza y a los lugares ancestrales de poder. Es importante estar y conectarse a la Madre Tierra, así como reconocer la belleza y especialmente el poder de los lugares sagrados. Pero… ¿a qué precio? Parece evidente que los humanos no sabemos poner ni freno ni límites a nuestras acciones y estamos contaminando inconsciente y torpemente lo que más valoramos, precisamente a través de las acciones que creemos que sirven para expresar nuestro respeto y admiración por el lugar. Pura ironía. Nos enteramos de un lugar ‘especial’ y acudimos en masa a conocerlo, a caminarlo, a sentirlo. Lo llenamos de pequeños altares, de ofrendas, de decoración, hasta incluso le arrancamos un trocito para llevárnoslo a casa. Y mientras hacemos esto esperamos que algo de la belleza o de la magia del lugar ‘se pegue’ a nosotros. Lo cierto es que se trata de un fenómeno que ocurre a a escala mundial y que debemos reconocer: Estamos masificando y contaminando los lugares más sagrados del planeta. Los avances de las tecnologías de información nos permiten encontrar cualquier lugar del planeta casi sin esfuerzo. Todo el mundo comparte abiertamente sus experiencias, sus fotos, sus videos, sus lugares favoritos. Por una parte está muy bien porque nos estamos abriendo y podemos acceder a conocimientos que antes no teníamos. Pero lamentablemente la llegada de demasiada gente a los santuarios naturales acaba por dañar o contaminar el mismo lugar o cuando menos acaba por hacer que la energía, los seres del lugar, o lo que allí existía y hacía que fuese tan especial, empiece a retraerse, a esconderse, a protegerse de ese intrusismo.

No todo el mundo entiende que la belleza de algunos lugares radica en su singularidad, que muy a menudo, por no decir casi siempre, es invisible a los ojos humanos. Esta singularidad es una energía consciente que nos envuelve nada más pisar el lugar, y que tiene unas características determinadas que precisamente la convierten en un espacio único. ¿Por qué digo esto? porque resulta fácil percibir la belleza con nuestros sentidos más comunes. Resulta fácil desear ir a un lugar que uno reconoce o sabe que es hermoso y especial. Sin embargo la cuestión es saber si nos toca ir o cuándo debemos ir. Lamentablemente no todo el mundo practica la percepción más allá de las formas. Si la gente lo hiciera os aseguro que nunca pisarían ni los mismos lugares, ni al mismo tiempo, ni de la misma forma. La gente acudiría a un bosque pero no al mismo rincón. En lugar de hacer una lista basada en caprichos deberíamos dejarnos llevar por los pies, por las corazonadas, por la percepción extrasensorial, por la ‘vocecita’ que nos susurra al oído, por los escalofríos de la espalda, por el cosquilleo de las manos, o de la nuca, o de los pies. Deberíamos hacer más caso, muchísimo más caso a las visiones, a los sueños, a las meditaciones, a los sincronismos… y os digo esto porque de esta forma entenderíamos un lenguaje más antiguo que la propia humanidad. Porque antiguamente los humanos hablábamos menos y de otra forma entre nosotros y con todo lo que nos rodeaba. De esta forma sabríamos dónde, cuándo, cómo y porqué acudir a un lugar. Así de sencillo. Os aseguro que así no habría masificación en lugares sagrados.

La gente acude a santuarios naturales porque sabe que son lugares especiales y  porque quieren apreciarlo, percibirlo, compartirlo en su propia piel. Lo hacen en su mayoría siguiendo los pasos de otros, las modas, los consejos, la fama, el boca-oreja de un buen amigo, de una revista, o de una entrada de instagram. Y la verdad es que se trata de lugares especiales y tienen, tenemos, todo el derecho a conocerlos, vivirlos y sentirlos. Pero hagámoslo de otra forma, de otra manera. Hagámoslo usando la magia, que es lo que precisamente hace que ese lugar sea tan especial y bello. O de lo contrario acabaremos por robarle toda su belleza. Y eso, lamentablemente, ya está ocurriendo. Lo he podido constatar personalmente en muchos lugares conocidos mundialmente por su belleza o por tener relación con una cultura ancestral. Cuando llego tengo la sensación de que se trata de algo así como… un escenario de teatro, hueco y vacío por detrás. Ya no queda nada. Nada interesante que sostenga la belleza, la magia o el poder que hubo en su tiempo. Sólo queda un sutil rastro, una careta superficial, efímera y vulnerable.

La distancia entre un capricho de la mente y una corazonada es tan pequeña… tan sutil, que cuesta distinguirla. Y cuesta mucho más aún distinguir y admitir las señales que nos advierten, que nos paran, que nos aconsejan, o que nos quieren hacer cambiar el rumbo. Por eso es tan importante poner atención consciente y humildad antes de ir a un santuario. ¿Por qué no esperamos a que el lugar nos invite, nos llame y nos insista? ¿No será que somos nosotros los que estamos insistiendo más de la cuenta? Practiquemos el diálogo silencioso de la humanidad y de la vida misma, ese que contempla la intuición, la visualización, la percepción extrasensorial, los sincronismos o los sueños. sí… practiquemos muchas veces, cuantas más mejor para ir ganando confianza… y alegría. Aprendamos también a usar nuestra guía interior para reconocer qué rincón de un lugar especial es el nuestro, ya que por lo general, os lo aseguro, suele haberlo. Y esto último no suele practicarlo mucha gente.

Siempre doy estos consejos a todos los amantes de la Naturaleza, de su magia, de sus misterios y de sus tesoros. Sigue estos consejos y estas prácticas y no sólo encontrarás  lugares increíbles sino que además disfrutarás, sentirás y conectarás con ellos como nunca antes lo habías imaginado.

Yo también sufro cuando veo cómo se deteriora el planeta y su belleza. Pero me doy cuenta que es un fenómeno global, voraz y casi me atrevería a decir que irreversible. Sí, es duro reconocerlo pero parece que la humanidad tiene aún que caer mucho, mucho más… para recuperar su autenticidad. Creo que no se trata de querer parar toda esta tendencia sino de conseguir poco a poco que cada vez haya más y más gente caminando en sentido contrario a esa dirección. Gente  valiente, íntegra y fiel a sí misma.

Quizás seamos pocos ahora. Pero no importa, debemos seguir adelante. Algún día nos van a necesitar.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Conciencia y espiritualidad

Explorando el Bosque: Salida grupal

Después de una larga temporada sin ofrecer salidas para grupos, ya estamos de nuevo aquí. Esta vez toca un bosque, denso, húmedo, frío… perfecto para lo que queremos. Estamos en invierno y la cara norte de una montaña está más despierta y viva que nunca. Queremos caminar sin caminos, explorar sin buscar, conectarnos a la tierra y descubrir alguna que otra sorpresa que guarda el misterioso y mágico bosque.

Domingo 12 de febrero, encuentro a las 11:00 frente a la gasolinera del Coll de Sa Bataia, cerca de Lluc.

Traer calzado adecuado, agua y comida a discreción. Opcional un cojín para sentarse.

Coste 10€ por adulto 

Deja un comentario

Archivado bajo Rutas Mágicas

El legado de los Druidas: Los Thuata dé Danna

He aquí el tercero de los trabajos relacionados con el legado de los Druidas. En esta ocasión acudimos a las fuentes del Danubio, al corazón de los Thuata De Dannan, quienes cuentan las crónicas Irlandesas que fueron los grandes maestros de los Druidas. Concluir este primer bloque de trabajos permite que la memoria sea incorporada siguiendo el curso de nuestros orígenes, volviendo a su forma más original, como un viaje en el tiempo al que debemos honrar para lograr que despierte nuestro recuerdo y nuestra conexión con un pasado ancestral. De esta forma quedamos abiertos a una nueva etapa de trabajos que empieza en 2017 con mucha fuerza y nuevos retos que nos aguardan.

Deja un comentario

25 diciembre, 2016 · 23:58

Una recomendación a los amantes del pasado ancestral

Recomiendo encarecidamente a los seguidores de Sabiduría Ancestral el portal http://www.megaliths.org y especialmente su canal en YouTube newearth en el que podréis encontrar una increíble cantidad de documentales, fotos y material muy interesantes y reveladores (en inglés) que nos presentan pistas sobre el pasado más Ancestral y desconocido de la humanidad. Sylvie Iwanova desde el sentido común, la curiosidad y el deseo por encontrar respuestas nos ofrece una perspectiva sencilla, clara, cercana e innovadora y que sin duda no deja impasible a los que sentimos que nuestra verdadera historia aún está por re-escribir. Nuestros libros convencionales de historia y el mundo académico sólo muestran, nos hablan y nos hacen creer y memorizar SÓLO una parte de nuestro pasado, y esta a su vez suele haber sido deliberadamente tergiversada en favor de unos pocos que nos quieren mantener en la ignorancia. A todo esto hay que añadir la desidia, la ignorancia, el desprecio, la incredulidad y a menudo la ceguera que nos impide ver con claridad y reconocer las huellas TAN CLARAS de esa historia y que existen a lo largo y ancho de nuestro querido y sorprendente planeta.

Menos mal que estamos viviendo tiempos de despertar y que ya hay mucha gente como Sylvie compartiendo con otros su visión y su pasión, haciéndolo con coraje, sin importar lo que otros digan y opinen de su trabajo.

A continuación os pasó algunos enlaces de interés de los muchos vídeos que nos ofrece el portal megaliths.org y sus canales en YouTube:

Deja un comentario

Archivado bajo Ancestros

El Anillo de la Unión 

1 comentario

26 octubre, 2016 · 21:16

Entrevista en el programa de radio ‘Ser en el mundo”

Rutas Mágicas para tu crecimiento personal

Oír entrevista

 

 

Deja un comentario

26 septiembre, 2016 · 12:01

Avance del portal del 21/sep – 8/oct 2016

1 comentario

19 septiembre, 2016 · 22:35

Ese trocito de bosque…

Ese trocito de bosque a donde dejé que mis pies llegaran, donde el camino desapareció y las huellas no quisieron quedarse, donde los mapas, las brújulas y los GPS dejaron de servir y donde el tiempo ni cuenta ni tiene importancia… A ese trocito de bosque llegué, despacio, descalzo, en silencio para volverme a sentir vivo, a ser parte de todo lo que me rodeaba, como uno más… ni menos, como amigo, hermano, explorador, niño y Guardian de todo lo que acaba convirtiéndose para mi corazón en un ‘tesoro’ de nuestro amado planeta. 

-Hola soy yo – suele ser la mejor forma de presentarme, innecesaria a menudo, pero tan agradecida por todo lo que existe y no se ve… pero se siente o se conoce, porque no todo lo que existe se ve y no todo lo que creemos conocer existe siempre de la misma forma. Y sin olvidar esta premisa básica para todo aquel que desee sumergirse en la magia de la naturaleza y de la vida misma, decidí pedir que me mostraran o guiaran hacia el lugar donde sentía que me estaban aguardando.

Y en verdad que cada lugar al que llegamos guiados por el corazón, esconde un pequeño rincón con una gran experiencia esperando nuestra llegada. 

Y así llegue hasta un lugar que me invitaba a entrar, (siempre hay entradas y permisos que pedir), y me invitaba así a sentarme, a quedarme un rato y a meditar, porque meditando conoces y te comunicas con todo lo que existe, late y vive más allá de las formas de esta aparentemente sólida realidad. 

Y así tuve la suerte de escuchar el silencio, que siempre tiene tanto que decir, y al final supe algunas cosas de ese lugar y de sus seres, que hicieron sentirme bienvenido, alegre y afortunado. Quizás el lugar no era especialmente llamativo pero tampoco necesitaba serlo y sin embargo encerraba ese pequeño tesoro que ayudó a que mi día fuese más interesante. A menudo buscamos la gran experiencia o un lugar ‘alucinante’ sin darnos cuenta que las cosas más sencillas que nos rodean encierran secretos y misterios fascinantes.

Ese trocito de bosque a donde dejé que mis pies llegaran no es un lugar concreto sino muchos y todos a la vez. Es la práctica y la constancia de lo que aquí se expone lo que todo buen amigo de las Rutas Magicas no debería olvidar.

Hasta pronto.

Deja un comentario

Archivado bajo Madre Tierra

El legado de lo druidas en Bretaña

Deja un comentario

Archivado bajo Conciencia y espiritualidad

La montaña de s’Alcadena:  un nacimiento que traerá armonía sagrada 

1 comentario

Archivado bajo Conciencia y espiritualidad, Madre Tierra, Trabajos

El Hombre Sabio Que No Quiso Ser Rey: Mi nuevo libro

Ya está aquí, ya llegó mi nuevo libro. Esta vez es un cuento, un relato fantástico, breve pero no exento de magia y de mensajes para aquellos lectores que lo sepan percibir. Apto para todos los públicos, adultos y niños a partir de 6 años. Además de escribirlo lo he tenido que ilustrar. Esta vez me ha tocado hacer dibujos, lo cual  ha retrasado mucho la salida a la luz.

Su precio de venta es de 11 € para la edición en b/n  y de 15 € para la de color. Puedes comprarlo en persona contactándome previamente o bien en entrado en Bubok.

Sinopsis

Hace mucho, mucho tiempo, más allá de nuestra memoria existió un acuerdo legendario entre el reino de Highfeld y los Elfos que habitaban al otro lado del río Tweed. Los humanos lo olvidaron… y lo quebrantaron, como suele ocurrir con sus tristes y arrogantes costumbres, rompiéndose así las relaciones entre ambos. Ahora surge una profecía que está a punto de cumplirse y amenaza la existencia de ambos reinos. La solución parece imposible y aguarda como un valioso secreto que debe ser descubierto.

El Hombre Sabio que No Quiso ser Rey es un relato donde aparecen elfos, castillos, príncipes, magos y profecías que conforman un mundo de fantasía con el que todos alguna vez hemos soñado y querido visitar.

 

Deja un comentario

Archivado bajo General